miércoles, 2 de diciembre de 2015

La muerte y el más allá: Blogueros filosóficos.




Iniciativa:
Blogueros Filosóficos.

Objetivo:
La iniciativa tiene como objetivo incentivar el libre pensamiento y las reflexiones profundas, el preguntarse y responderse; el estimular la libertad de expresión, la diversidad de ideas y pensamientos.
Propósito:
La iniciativa de Blogueros Filosóficos quiere unir a bloggers de distintas temáticas y países a que se animen a escribir una entrada distinta, sobre cualquier cosa o tema que les guste, llame la atención, les genere curiosidad, tristeza, indiferencia o alegría; llevándolos a la libre reflexión y al libre pensamiento. Creemos que nuestra mente está constantemente activa, generando monólogos internos positivos o negativos que merecen ser compartidos, demostrando que todos somos seres que piensan, se preguntan y buscan respuestas.


¿Cómo participar?

Es muy fácil y lo puede hacer cualquiera y quien quiera ¿Alguna vez te sentaste a pensar sobre la vida, quién sos, qué querés, qué es lo que te gusta y qué es lo que no, sobre lo malo y lo bueno, sobre el mundo, sobre qué pasaría si…? Seguramente sí y es porque el ser humano es un ser que piensa y se pregunta por absolutamente todo, porque necesitamos encontrar respuestas y volver coherente y racional todo lo que nos rodea. Para participar de esta iniciativa lo que tenés que hacer es:

1) Pensar sobre qué querés escribir en tu entrada filosófica, puede ser cualquier tema –la vida, lo que te gusta, tus hobbies, el mundo, o cualquier cosa que se te ocurra y no importa si suena absurda.

2) Luego guardar la imagen representativa y comenzar a escribir la entrada. No te olvides que es libre y podés hablar sobre lo que quieras, sobre lo que te interese, te genere duda o curiosidad. La filosofía es reflexionar, es pensar para encontrar preguntas y respuestas.

3) Por último, una vez que ya tenés tu entrada escrita, estaría bueno que al principio del texto, coloques la imagen representativa que te guardaste, para ilustrar la entrada. A lo último, nos gustaría que compartas la iniciativa e invites a los demás bloggers a unirse, para crear una alternativa distinta en el mundo Blogger para que todos podamos leer/conocer diversas ideas y pensamientos sobre diferentes temas. No hay más reglas que eso.
Este texto fue hecho por Aylu.

Como pueden ver, hoy les traigo un tipo de entrada diferente.
Resulta que con Aylu de El mundo de Aylu desde que nos conocimos, gracias a este gran mundo de los blogs, nos llevamos bárbaro. Al parecer compartimos muchos gustos en común: desde la fotografía hasta ¿por qué no? la Filosofía.
Ella tiene una sección especial en su espacio para este tipo de reflexiones en las que se plantea sus vivencias del día a día mientras que yo, si bien no tengo una sección en particular en el blog, decidí que voy a estudiar la carrera ^-^
Gracias a estas dos cosas tan importantes –el llevarnos bien y compartir cosas en común– decidimos que queríamos hacer algo juntas, pero también que sea algo especial y diferente, por lo que les traemos esta iniciativa en la que creemos que todos deberían participar para despedir el año con una reflexión sobre lo que sea que se les ocurra, ya que en el fondo todos somos unos pequeños Filósofos curiosos.
Dicho y hecho ¡nos vemos más abajo!


La muerte y el más allá
Un pensamiento de Puppii Bundo.

La muerte es aquello que nos atrae morbosamente y, en partes iguales, miedo nos da por el simple hecho de ser algo desconocido.
Generalmente esto sucede cuando nuestro inconsciente alude a la muerte como algo externo a nosotros y, por ende, es algo malo. De esta forma, yo me planteo: ¿la muerte será algo tan maligno como para temerle? ¿Habrá algo más allá del hoy y el ahora que nos permita pensar que esto quizás no es lo que realmente creemos?
La muerte, para el ser humano, es detectada como un tipo de angustiosa amenaza constante ya que, como podemos ser vitales un día, podemos dejar de serlo en el instante siguiente, dándonos a entender que es algo que puede suceder en cualquier momento y lugar. Y sobretodo nos inflige incertidumbre cuando la muerte nos toca de cerca, sea a través de la muerte de un ser querido o como resultado de una muerte occisa (violenta)


En sí, la definición de la muerte puede ser tan simple como compleja, puesto que se le considera la falta de vida en un organismo como también representa la separación de la unión entre el cuerpo y el alma.
Dentro de este contexto –de la separación entre lo material y lo inmaterial– la mayoría de los Filósofos han afirmado durante años que esto no es ni de cerca el final sino, más bien, se trata de el comienzo de algo diferente, aunque discrepen o haya diferentes hipótesis respecto a qué forma o lugar adopta esa vida.
De esta forma, se asume que este alma inmaterial vive dentro de nosotros y sobrevive incluso más allá de la tragedia una vez separada del cuerpo, la cual es racional por tratar con objetos inmateriales como ideas o conceptos.


Una vez que nos adentramos de forma simple en este tema tan abundante y complejo, las preguntas comienzan a surgir: ¿será o no será?
Desde chicos comenzamos a plantearnos diferentes alternativas ante esto, ya que vemos muertes diarias: murió un conocido por muerte natural, un familiar por cáncer. En el noticiero un chico fue baleado, una mujer fue asesinada a sangre fría o una adolescente se suicidó... las formas son miles pero ¿el final será el mismo?
Muchas veces me pregunté cuál habrá sido el último pensamiento de cada persona que muere, si alguno de ellos lo venía venir y esperaba a la muerte como una vieja amiga o simplemente dejó de existir sin poder plantéarselo con total libertad.
¿Habrán llorado? ¿La persona con cáncer aceptó su destino hace tiempo? ¿El ser humano que se suicidó creyó que en este mundo ya no había alternativas y pensó que, quizás, había algo más allá que podría salvarlo? No lo sé, nunca lo sé.


''He meditado a menudo sobre la muerte y encuentro que es el menor de todos los males'' – Francis Bacon, filósofo inglés.

''La muerte es un castigo para algunos, para otros un regalo y para muchos un favor'' – Séneca, filósofo (político, orador y escritor) romano.

En lo que a mí respecta, creo que nuestras ideologías se basan de muchas formas en nuestras creencias como también en lo que vivimos.
Francis Bacon creía que la muerte es el menor de los males y Séneca pensaba que, dependiendo de la persona, podría tomarse como un castigo, un regalo o un favor.
También podría decirles que Platón tenía como argumento que el alma era el inicio de la vida y, de esta forma, esta no puede morir porque iría contra su propia naturaleza, por lo que nos plantea un más allá de lo que tenemos ahora donde nuevamente me pregunto: ¿por qué no?
Yo solamente soy una joven adulta de casi diecinueve años, no soy ninguno de los filósofos de distintas eras que mencioné. No he vivido lo que ellos han vivido y probablemente, de momento, no tuve ni el cuarto de capacidades y logros que estos hombres tuvieron, pero eso no me impide armar mis propias conjeturas al respecto e idealizar lo que Platón me plantea.
De momento no puedo decirles que la muerte no me asusta, porque en ciertos aspectos lo hace: me asusta por las noches cuando me pongo a pensar que los que quiero tarde o temprano ya no van a estar, me asusta cuando veo a mi tía peleando contra el cáncer. Pero también me asusta no solo en mis allegados, sino en aquellos que no conozco: cuando el chico muere de un balazo, cuando hay otro femicidio, cuando las personas se suicidan...


Contrariamente a temerle, muchas veces la deseé. Por eso mismo dije en el inicio del texto que la muerte nos atrae como nos asusta por partes iguales, lo cual lo considero lógico.
Le tenemos miedo porque nos lastima en el caso de que alguien muera, al igual que no sabemos qué va a pasar después de eso. No sabemos cómo vamos a sobrevivir sin esa persona y tampoco sabemos hacia dónde va a ir ella o nosotros algún día. Puede haber muchas hipótesis, pero nunca jamás lo vamos a saber, al menos no vivos. Y nosotros le tememos en su gran mayoría a lo desconocido.
Por otra parte –y en mi opinión personal– el ser humano cambia constantemente, ya sea evolucionando e, incluso, involucionando. Esto nos convierte en alguien que cambia de ideas y de parecer todo el tiempo. Un ejemplo muy claro (e incluso algo tonto) es cuando pasamos de estar felices a tristes de un momento a otro. A menos que seas diagnosticado de bipolaridad, yo diría que es un signo claro de estar en cambio constante. Y ahí es cuando entra en juego el hecho de pasar de temer por esto desconocido a comenzar a considerarlo una idea atractiva, por más burdo que suene.
Cada ser humano por lo menos una vez en la vida tuvo sus planteos respecto a la muerte: justamente, por la muerte de alguien cercano, hasta incluso la suya propia.


Y si alguna vez lo planteaste internamente, no temas, porque es algo normal que el ser humano se pregunte este tipo de cosas, aunque sea en momentos de desesperanza.
Si bien no me encanta decirlo, muchas veces el dejar de existir lo consideré una opción y, hoy por hoy, ya no me parece (otra vez entra en juego el cambio de pensamiento)
Si bien este planteo en ciertos aspectos no lo considero sano –se entiende que, cuando una persona se plantea el suicidio, es porque están pasando por una mala etapa– tampoco me parece mal rebuscar para encontrar alguna respuesta a lo que estamos buscando y así tener, si se quiere, un poco de esperanza.


Como persona y ser humano me encantaría decirles que hay un Cielo para todos, incluyendo a quienes amamos, y que nunca más ninguno de nosotros va a tener miedo como tampoco va a matar, morir o inducirse a la muerte, pero me temo que es imposible que yo afirme tal cosa sin mentir.
Ya cerrando el tema y para dar una conclusión de mi pensamiento, lo único que puedo afirmar es lo que siento y en, este preciso momento, siento que la muerte es una etapa más de la vida. Es algo que existe, que va a pasar y por más que tengamos miedo, hay que afrontarla ya que es inevitable al nosotros ser mortales con una fecha límite.
Lo único que espero es que esa fecha límite sea dentro de mucho tiempo, así podemos aprovechar esta vida y disfrutarla haciendo las cosas que nos gustan, llenándonos de experiencia y sabiduría para los que nos queda del otro lado porque, si bien no puedo afirmar que hay algo más –sea un Cielo, reencarnación u otra vida– quiero creer que lo hay. De hecho, me encantaría que fuese así.
Y no olvidemos que los humanos somos lo que somos por naturaleza.

¡MUCHAS GRACIAS POR LEERME!
Y no te olvides de participar como tampoco de ver la entrada de mi querida Aylen, ya que ella fue quien tuvo la idea y esto no sería posible sin esta filósofa de la vida ^^

''Después de todo, para una miente bien preparada, la muerte no es más que la siguiente gran aventura'' –Dumbledore, Harry Potter y la piedra filosofal, de JK Rowling.


Si bien la entrada toca un tema complejo como la vida y la muerte, se intentó dar una pequeña introducción respecto a algunas cuestiones filosóficas para, más tarde, la autora de la entrada pudiera meterse de lleno en su opinión personal sin que sea algo enredado.
Esperamos que, más allá de las cuestiones personales en las que puedan o no sentirse identificados, hayan disfrutado la lectura.
Es la primera vez que la dueña del blog hace alusión a temas personales suyos como también es la primera vez que hace una entrada de estas características, así que solo espera que sea de su agrado.
Gracias nuevamente.

Blogueros Filosóficos:

9 comentarios:

  1. Te va a ir re bien con esta carrera vas a ver! Pupii la filósofa y licenciada en filosofía♥♥ (estoy más emocionada que vos para que empieces la facu, creo jaja, no me mates).
    Es re lindo que hagamos esto juntas :D y obvio cuando vengas para acá nos vamos a juntar! Me encantaría *-*

    ResponderEliminar
  2. Que bueno!! Me encanta la idea, me sumo. Prometo que en algún momento lo haré, pronto, y cuando se me ocurra un tema jajaja
    Me gustó mucho el tema del que hablaste, aunque debo admitir que no me gusta mucho pensar en la muerte (aunque eso no quiere decir que no lo haya pensado, porque lo hice en más ocasiones que las que quisiera).
    ¡¡¡Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Awwwww....escribí mi entrada sin leerte y siento que coinciden en algún punto... Qué cosa maravillosa. Es como que acabo de terminar mi relato y leo esto y complementa toda mi idea ajaja :D miles de saludos (Gracias por pasar a leerme)

    ResponderEliminar
  4. Gran iniciativa Puppii, al igual que tu reflexión (:
    Respecto a tema en ocasiones tengo ideas contradictorias para mi misma, en el mismo instante, pero me he sentido en varias partes identificada con tus palabras <3
    Un beso enorme <3 !
    P.D.: Te etiqueté en un book tag, para que pases a verlo ;)

    ResponderEliminar
  5. Qué buena idea. Pensaré un tema que me interese y aviso por acá. Muy interesante propuesta

    ResponderEliminar
  6. Hola pilar! Me parece una idea excelente y que te hayas juntado con una blogger como Aylu solo hace que esto sea mejor. Desde ya que me uno a la iniciativa ya que me parece una forma excelente de expresarse. Ya tengo hasta un tema en mente :D
    Abrazote y como siempre, es un placer pasar por acá.

    ResponderEliminar
  7. Hola! ¿Qué tal? Llegue acá gracias a Aylu ^^
    Me resulta interesante la entrada, creo que es inevitable hacerse ese tipo de preguntas acerca de la muerte. Siempre me pregunto si habrá algo después, y a su vez me aterra, jaja. También me preguntó si la muerte de alguien es algo del azar, si se pudo haber evitado, o si de alguna manera estaba "escrito" (esto en relación a lo anterior, ¿habrá algo después? ¿está determinado de alguna manera que le ocurra a cierta persona, en cierto momento y lugar?) Es una relación de atracción y rechazo, supongo. Pero hay que tratar que no nos paralice, no?
    Aylu me invitó a participar de la iniciativa ^^ y lo hice en wordpress, por si queres pasar a leer en algun momento :3 https://randomvosa.wordpress.com/2015/12/06/thats-me-im-not-that/

    Suerte! <3

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Me ha encantado la entrada y sobre todo la iniciativa. Sin duda la muerte es un tema que da muchísimo que pensar y sobre el que se ha filosofado un montón. Si lo pienso racionalmente, no creo que haya nada después de la muerte, pero claro, soy humana y pensar en la muerte me da miedo y no puedo evitar sentir la esperanza de que haya algo después. No sé, es contradictorio x)

    He conocido tu blog gracias a la iniciativa y ya tienes una nueva seguidora. Espero poder hacer yo una entrada pronto, pero voy a tener que esperar un poco a que no tenga tantos exámenes...

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola! Me encantó tanto tu reflexión como la iniciativa. Me fascina leer libros sobre el tema, es más uno de los últimos que reseñe trata sobre todo esto. Me gusto mucho el blog, ya te empece a seguir y en cualquier momento voy a estar haciendo la iniciativa en el mio.
    Besos!

    ResponderEliminar